Los 10 castillos de Escocia que no te puedes perder

Los 10 castillos de Escocia que no te puedes perder

18 diciembre, 2018 0 Por vid7vi
Valora esta entrada

Castillo de Stirling

El castillo de Stirling está situado en lo alto de una montaña a unos 40 km de Edimburgo. El castillo de Stirling es conocido como el castillo de William Wallace. Tras la puerta del castillo, conocida como la puerta del rastrillo, una vez dentro podremos ver la prisión, cocinas, jardines, salones… la mayoría de ellos decorados con una estética medieval.

Una de los lugares más interesantes del castillo de Stirling es el Gran Salón, está considerado como el más grande de Escocia. La mayoría de los edificios que se encuentran dentro del castillo de Stirling fueron cosntruidos durante los siglos XV – XVI, sin embargo las defensas que dan a la ciudad de Stirling son del siglo XVIII.

Stirling

Vistas del castillo de Stirling en lo alto de una colina

Castillo de Dunnottar

El castillo de Dunnottar se encuentra en un lugar estratégico, al que solo se puede acceder por medio de un sendero, ya que está situado en un acantilado, por lo cual es un castillo muy estratégico, se podía controlar el mar, ya que sabían que los enemigos no iban a escalar el acantilado para llegar a lo alto del castillo de Dunnottar.

Este gran castillo se construyó entre los siglos XIV y XV aunque hay constancia de que por aquí pasaron los vikingos. Una vez dentro del castillo de Dunnottar podrás visitar el palacio, la capilla o los establos.

Se dice que el castillo de Dunnottar vaga por el castillo el fantasma de Green Lady, como su nombre indica es una señora que viste de verde y que suele estar en la sala en la que se hacia la cerveza.

Dunnottar

La posición estratégica donde se encuentra castillo de Dunnottar

Castillo de Glamis

El castillo de Glamis puede que sea uno de los más espectaculares en cuanto a su arquitectura, este gran castillo de una gran semejanza a un castillo francés data del siglo XV, aunque durante los siglos XVII y XVIII se amplio hasta tener el aspecto actual.

El rey Robert II de Escocia le otorgó el castillo de Glamis en 1372 a John Lyon, desde entonces el castillo ha pertenecido a la familia de la madre de Isabel II. A día de hoy en su interior esta prohibido hacer fotos, ya que todavía vive gente, las visitas solo pueden ser guiadas, su interior lleno de tapices te encantarán.

Se dice que el castillo de Glamis es uno de los más encantados de Escocia, en este castillo son numerosos fantasmas que vagan por sus salas y pasillos, como es el caso del fantasma del Conde Beardie, el cual está condenado a jugar a las cartas con el diablo en una habitación secreta a la cual se accede por la cripta. Además hay historias de un esclavo negro y de una señora sin lengua, los cuales vagan por la habitación de la reina o por los jardines o el fantasma de Lady Janet, la cual fue quemada en la hoguera y que se dice que vaga por la capilla.

castillo encantado de Glamis

El castillo de Glamis con su espectacular entorno

Castillo de Balmoral

El castillo de Balmoral se construyó en 1390 por orden de William Drummond, a lo largo de su historia a pasado de mano en mano hasta que en el siglo XV llegó a manos de Farquuarson, que más tarde obtendrían  el título de marqueses de Balmoral. 

El castillo de Balmoral es conocido hoy en día por pertenecer a la reina Isabel II ya que el castillo pasó a ser residencial real en 1848 tras comprarlo por 30.000 libras, tras una serie de ampliaciones hoy podemos verlo en este espectacular estado de conservación, es su casita de verano.

Una de las cosas que más destacan del castillon de Balmoral es su torre de 24 metros con sus 2 torretas

balmoral castle

Vista de los jardines del castillo de balmoral

Castillo Tantallon

El castillo de Tantallon tiene un enclave increíble, ya que se encuentra al borde de un acantilado, lo que hace que tenga unas vistas privilegiadas de Bass Rock. El castillo de Tantalon se construyó en el siglo XIV por mandato de William Douglas, lamentablemente con el paso de los años y las guerras en tierras escocesas lo dejaron gravemente dañado por el año 1650. Mas tarde en 1699 se vendió al señor de North Berwick.

Una de las características del castillo de Tantalon es su muro exterior, con unos 15 metros de alto y 90 de largo, este muro es el último de estas características que se construyó en Escocia, a ambos lados tiene 2 torres, y dentro de él, hay incrustadas habitaciones, pasadizos, mazmorras…Al otro lado del muro, las vistas son simplemente alucinantes.

Y como en todo castillo escocés no pueden faltar los fantasmas que lo habitan, en el castillo de Tantalon se dice que vaga el fantasma del rey Jaime V de Escocia.

vistas del castillo de tantalon

Vistas de los acantilados desde una de las torres del castillo de Tantalon

El castillo de Edimburgo es una de las joyas de Escocia, este increíble castillo del siglo XII está situado en Castle Hill, desde donde se tienen unas vistas alucinantes de todo Edimburgo.

La única forma que había de poder entrar al castillo de Edimburgo era subiendo Castle Hill desde la Royal Mile, ya que por sus otros lados solo hay acantilados.

Una de las cosas que caracterizan el famoso castillo de Edimburgo es su cañonazo de la 1 en punto, hora británica, todos los días a la misma hora, menos los domingos, se puede oir está tradición que se mantienes desde 1861, según la historia, este cañonazo se hacía para que marineros y habitantes pusieran su reloj en hora.

Una de las muchas curiosidades que tiene el castillo de Edimburgo es que durante al menos 200 años (1560-1720) más de 200 personas, la mayoría mujeres, fueron quemadas en la explanada del castillo por brujería. Por ello hoy en día en la misma explanada se puede visitar el pozo de las brujas, es una pequeña fuente con figuras que representan el bien y el mal.

castillo fantasma de edimburgo

Vistas del castillo de Edimburgo en lo alto de Castle Hill

Palacio de Linlithgow

El Palacio de Linlithgow fue construido en el siglo XIV por orden del rey Eduardo I de Inglaterra, el cual acababa de ganarles el territorio a los escoceses, se construyó en un emplazamiento espectacular, cerca del lago Linlithgow. Más tarde, en 1314 cuando los escoceses volvieron a ganar el territorio a los ingleses este majestuoso palacio paso a formar parte de residencia de la Casa Estuardo.

En 1424 un incendio asoló Linlithgow, por eso el rey Jacobo I mandó construir un palacio nuevo, el que podemos ver hoy en día, además en el Palacio de Linlithgow nació la reina María I de Escocia y el rey Jacobo V.

vistas de Palacio de Linlithgow

Jardines y palacio de Palacio de Linlithgow

Castillo de Duart

El castillo de Duart construido en el siglo XIII está situado en la Isla de Mull, este castillo perteneció al Clan McLean gracias a un matrimonio de conveniencia en el siglo XIV. Tras diversas guerras entre clanes el castillo de Duart pasó a manos del Clan Cambel, para que en el año 1750 quedara abandonado.

Años mas tarde, el mismo clan lo vendió y tras una serie de circunstancias volvió a manos del primer clan, el de los McLean, el cual lo restauró mediante dibujos. Hoy en día y tras una última restauración en los años 90, se puede ver su interior y disfrutar de sus grandes salones, habitaciones, mazmorras…

duart castle

Vistas desde la roca del castillo de Duart

Castillo de Urquhart

El castillo de Urquhart está construido en una de las orillas del Lago Ness, lo que hace que tenga unas vistas privilegiadas del famoso lago. Se sabe que en los aledaños del castillo hay una pirámide con una antigüedad de mas de 2000 años a.C. Sin embargo las primeras escrituras sobre el castillo de Urquhart son del siglo XIII.

El castillo de Urquhart ha sufrido un gran número de guerras entre clanes y gobernantes de Escocia, que hacía que castillo fuese de mano en mano y cayendo poco a poco en ruina, que es como lo podemos ver hoy en día, pero merece la pena visitarlo.

castillo de Urquhart y el lago ness

Vistas del castillo de Urquhart con el Lago Ness de fondo